Skip to main content

Atracciones locales

¿Qué hacer en Panajachel?

El pintoresco pueblo Cakchiquel de Panajachel, es un destino que alguna vez fue el favorito de los intrépidos mochileros y entusiastas del estilo hippie y ahora se convirtió en una escapada de vacaciones contemporánea preferida por visitantes de todos los presupuestos y gustos.

Como la ciudad más grande a orillas del lago, Panajachel es la puerta de entrada al impresionante Lago Atitlán. "Pana", como se le conoce más comúnmente, ofrece una gran variedad de opciones de restaurantes, tiendas y excursiones, por no mencionar las impresionantes vistas de los tres volcanes principales, San Pedro, Tolimán y Atitlán, desde cualquier lugar a lo largo de la orilla del lago.

A continuación, encontrará nuestras recomendaciones sobre tours, atracciones locales y cosas divertidas para hacer durante su estadía en Panajachel. Para asistencia con los arreglos, por favor consulte a nuestro personal de recepción.
 

Parapente

Disfrute del lago y los volcanes con una espectacular vista de pájaro, al lanzarse suspendido por un arnés a una especie de paracaídas. Despegan desde varios puntos en diferentes laderas que rodean el Lago de Atitlán. 

Submarinismo

Experimente el buceo en agua dulce a gran altitud, que es un poco más desafiante que el buceo en aguas abiertas al nivel del mar. La mayoría de las inmersiones se realizan en 30 a 35 pies de profundidad. En un día particularmente claro, incluso se pueden ver ruinas y reliquias submarinas, así como respiraderos de vapor volcánico. También se ofrecen cursos de certificación. Recuerde que, debido a la altitud y la descompresión, los buzos deben permanecer en tierra durante al menos 18 horas después del buceo.

Tours fuera de carreteras

Los escarpados senderos de montaña que rodean el Lago de Atitlán son ideales para el desplazamiento en dos ruedas, ya sea en bicicleta de montaña o en motocicleta todo terreno. Varios operadores turísticos y un par de agencias de alquiler ofrecen visitas guiadas, llenas de adrenalina.

La Cueva Maya

Desde aquí, la vista de Panajachel, Guatemala y el lago Atitlán es hermosa. La cueva todavía sirve como un sitio ceremonial para aquellos que practican las religiones indígenas en los pueblos mayas que se encuentran en las laderas del camino. Lleno de humo y de la fragancia del incienso, se puede llegar al misterioso sitio a través de un corto viaje en autobús local desde la ciudad y una breve caminata escénica.

El Mercado de Panajachel

Si bien la Calle Santander está llena de tiendas que venden de todo, desde joyas con cuentas hasta café fresco de Guatemala, en el mercado artesanal se pueden encontrar productos más auténticos. Aquí es donde descubrirá hamacas de colores vibrantes, artesanías locales y obras de arte, así como trajes típicos hechos a mano, sombreros y carteras, todos adornados con tintes mayas de colores brillantes.

Casa Cakchiquel

Construida en 1948, Casa Cakchiquel fue uno de los primeros hoteles en el lago. Según la leyenda, Ernesto "Che" Guevara, Ingrid Bergman y otros intelectuales, artistas y escritores disfrutaron de la casa en su apogeo. Hoy en día, el edificio ha sido restaurado y cuenta con una tienda, exhibiciones rotativas y una galería de fotos y postales antiguas.

Museo Lacustre

Para una breve historia del lago Atitlán y su gente, diríjase al Museo Lacustre de Atitlán. Aquí, encontrará unas cuantas exhibiciones informativas que rastrean la historia de la región desde tiempos pre-coloniales.

Reserva Natural Atitlán

Camine por el sendero que recorre un pequeño cañón fluvial, cruce puentes colgantes y atraviese un atrio de mariposas y recintos de monos araña y coatimundis. Para los más aventureros, el complejo incluye un recorrido en tirolesa, donde puede deslizarse por el bosque gracias a una serie de cables, un casco y un arnés muy seguro. También hay una playa privada para un poco de relajación después de la adrenalina..

Paseo en Lancha

Estas excursiones en barco de cinco a seis horas, salen por la mañana y hacen paradas en San Pedro La Laguna, Santiago Atitlán y San Antonio Palopó. Tan pronto como el barco atraque en cada pueblo, se reunirá con vendedores locales y guías turísticos que le mostrarán los alrededores. Por ejemplo, en Santiago de Atitlán, recibirá ofrecimientos para llevarlo a ver a Maximón. En Santa Catarina Palopó, podrá admirar hermosos tejidos y cerámica pintada a mano